Facturación electrónica en Costa Rica

La facturación electrónica en Costa Rica, aunque es un tema innovador y por tanto, poco conocido por los contribuyentes, es una realidad paulatina, por consiguiente representa un aspecto fundamental estar al pendiente sobre lo que esto significa para las empresas y lo que podemos esperar de este proceso.

En el año 2016, para el mes de octubre, la Dirección General de Tributación emitió la resolución Nº DGT-R-48-2016, en la cual se establecen los parámetros a seguir para esta nueva obligación a la cual se someten todos los contribuyentes de la región costarricense.

Si bien es cierto, no es hasta el aviso del Ministerio de Hacienda que el contribuyente debe empezar a gestionar su implementación, el Ministerio de Hacienda deberá comunicar vía correo electrónico o a través de una comunicación masiva el momento para emprender con la instauración del sistema. A partir de ahí, se cuentan con 6 meses para ejecutar la facturación electrónica.

Aunque la implementación de este nuevo deber tributario se realiza paulatinamente, hasta el momento cerca de 600 contribuyentes ya son parte de este nuevo sistema. Específicamente hablando, estas empresas se encuentran dentro del régimen de grandes contribuyentes, el cual aporta cerca del 70% de la recaudación fiscal de Costa Rica.

Es por tanto, que es realmente necesario tomar cartas en el asunto y anticiparse al llamado de implementación. Además el Ministerio de Hacienda proyecta que el uso obligatorio de este sistema de facturación debe realizarse obligatoriamente dentro de un año aproximadamente.

Como medida de anticipación, es importante conocer que el Ministerio de Hacienda tiene a disposición en su página web los códigos de programación para la configuración del módulo de facturación electrónica. Una vez que se habilite el sistema, el Ministerio de Hacienda pretende validar cada factura antes de su emisión para hacer constar que esta cumple con todos los requerimientos y evitar anomalías en cuanto a falta de información, números de consecutivos y demás. Igualmente, este sistema representa mayor calidad de acceso del Ministerio de Hacienda sobre las ventas de los contribuyentes.

Algunos de los beneficios que asegura la facturación electrónica es la reducción de costos, y es que muchas empresas deben asumir altos costos por la emisión, impresión y almacenamiento de estos comprobantes por hasta cinco años, según el Código de Normas y Procedimientos Tributarios.

Es un hecho que este sistema representa mayor transparencia en el acto de la compra y venta de servicios, bienes y la obtención de servicios profesionales de la población económicamente activa con empresas, negocios y demás. Por lo que es necesario conocer, prepararse y emprender las mejores decisiones para su empresa.

Conocer qué necesitamos como contribuyentes para ser parte del sistema de facturación, evitar caer en el fraude de empresas que ofrecen sistemas de facturación electrónica que no cumplen con los requerimientos técnicos establecidos por el Ministerio de Hacienda, así como prescindir de comunes errores en la configuración del módulo de facturación, son aspectos clave para tomar en cuenta y poder llevar a cabo la facturación electrónica exitosamente.

facturacion electronica costa rica

Por Lauren Parra Calderón.