enfoque para valorar empresas
Por Fernando Campos

El dilema, ¿Qué enfoque debo utilizar para valorar una empresa?

18 Sep, 2020 | Artículos, Blog

Una valoración financiera es una forma de fijar el valor económico de las acciones de una empresa o grupo económico, indiferente del motivo por el cual se quiera valorar, ya sea para conocer el valor potencial de mercado, o para compra o venta de una porción del capital social.
Normalmente nos encontramos con varios métodos para llegar a ese valo , pero vamos a referirnos a los más utilizado popularmente.

Métodos de valoración de empresa

  1. Guías basados ​​en activos.
  2. Guía de valor por las ganancias y su valor futuro.
  3. Guía del valor de mercados comparables.

Cada método tiene sus miramientos, y si es propietario de una empresa familiar, hay más factores a considerar.

Enfoques basados ​​en activos y pasivos

Partiendo del concepto básico, de lo que se tiene – activos – menos lo que se debe – pasivo – se obtiene, lo que se vale – patrimonio-, podemos definir el valor de una empresa en un momento dado, Sin embargo, deben considerarse otras circunstancias o hechos que se hacen necesarios analizar para determinar ese valor económico de las empresas. 

Existen varios métodos para llegar al valor de una empresa: 1- Guías basados en activos; 2- En ganancias y valor a futuro; y 3- En mercados comparables

Esencialmente, una valoración asentada en activos totalizará todas las inversiones. Las valoraciones comerciales basadas en activos se pueden realizar de dos formas:

  1. El método basado en activos puestos en marcha ve el balance general , describe los activos y resta sus deudas. A esto también se le llama valor patrimonial.
  2. Este método de liquidación de activos determina el valor de efectivo neto que se recibiría si se vendieran los activos y se pagaran las deudas al mismo instante.

Método  de los flujos de efectivo a futuro

El valor de las utilidades operativas se basa en la idea de que el valor radica en su capacidad para crear riqueza al accionista a lo largo de un tiempo determinado.

Este tiempo se estima dependiendo del sector económico donde se desarrolla considerando variables como riesgo país, mercados, etc.

Acumular las utilidades operativas pasadas determina un flujo de efectivo futuro trayendo el registro de ganancias obtenidas anteriormente, los normaliza para ingresos o gastos inusuales y multiplica los flujos de efectivo  esperados por un factor de capitalización. El factor de descuento es un reflejo de la tasa de rendimiento que un comprador razonable esperaría obtener, así como una medida del riesgo de que no se logren los flujos de efectivo.

Los flujos de efectivo descontadas es otro enfoque del valor de las ganancias para la valoración empresarial en el que, en lugar de un promedio de las ganancias pasadas, se usa un promedio de la tendencia de las ganancias futuras previstas y se divide por el factor de capitalización.

 

Enfoque de valor de mercado

Este enfoque es el menos usado en nuestro  país por lo primitivo del mercado de valores accionarios de nuestra Bolsa Nacional de Valores,  ya que se enfoca comparar de valor de mercado de una acción en circulación  con otras similares que se han vendido recientemente. Es similar a usar composiciones inmobiliarias, o comparables, para valorar un edificio. Este método  funciona con una importante  cantidad de empresas comparables.

La mejor opción a mi gusto es usar una mezcla:

Aunque el enfoque de flujos de efectivo es el procedimiento de evaluación más usado, por la mayoría de financieros, alguna combinación de métodos expuestos es más justa de establecer un precio de venta. El criterio profesional debe ser asertivo para establecer los métodos a vincular.

Fernando Campos

Fernando Campos

EAS LATAM

Socio director, analista financiero.

Otros Artículos

Más información