goodwill finanzas empresariales costa rica
Por Verónica Granados

Goodwill en las finanzas empresariales

5 Nov, 2020 | Artículos, Blog

Qué entendemos por “Goodwill” en las finanzas empresariales?

En el contexto actual de los negocios, vemos como las empresas se reorganizan para enfrentar distintos procesos económicos, siendo notable que sus valoraciones basadas en bienes de carácter tangible se transformen, involucrando mediante nuevas metodologías cuantificar el aporte de sus activos intangibles.

Años atrás, el entorno económico mostraba las ventajas competitivas entre las compañías, en la capacidad productiva de sus bienes tangibles de propiedad, planta y equipo, no obstante, ahora vemos cómo estas ventajas residen en la marca, sistemas informáticos, franquicias, entre otros aspectos en mayor medida, intangibles.

Muchos autores definen el “Goodwill” de formas distintas, pero concluyen un significado similar; para entender dicho concepto, podemos establecer un análisis desde varios puntos de vista, entre ellos el contable y económico. En términos contables se hace referencia a un activo intangible, aquello perteneciente a la empresa imposible de materializar o tocar, mientras que, desde lo económico, una empresa aumenta su valor al tomar en cuenta la posición en el mercado y el entorno favorable ya generado.

Ejemplo de “Goodwill” es el valor de una marca, un valor ficticio generado por el nombre, el prestigio poseído por dicha marca, el conocimiento de los colaboradores conocido como el “Know how”, la fidelidad de los clientes y la atención a ellos, entre otros aspectos; los cuales añaden valor y difícilmente logramos cuantificar con algo material.

Podemos hablar de dos formas de poseer un “Goodwill”, el adquirido con el tiempo y el crecimiento de la empresa mediante las distintas interacciones, o el obtenido mediante un proceso de adquisición del negocio.

¿Cómo se calcula el “Goodwill”?

Son varios los escenarios donde se puede presentar este valor, una compra, fusión, división o una transformación entre compañías, sin embargo, con el fin de tener una idea de su cálculo, en una compra, representa el exceso del precio de compra pagado por una empresa adquirida, sobre el valor razonable de sus activos netos identificables.

 

En términos contables se hace referencia a un activo intangible, aquello perteneciente a la empresa imposible de materializar o tocar, mientras que, desde lo económico, una empresa aumenta su valor al tomar en cuenta la posición en el mercado y el entorno favorable ya generado.

Si el precio de compra pagado en dólares es de $10B y el valor de los activos netos de la compañía comprada es de $8B, al restarlo la diferencia de $2 billones de dólares representan el “Goodwill”, reflejando la capacidad de percibir mayores ganancias en la combinación de negocios.

Tratamiento fiscal en Costa Rica

Existe una amplia regulación en materia contable para el tratamiento del “Goodwill”, en las Normas Internacionales de Información financiera es tratado como crédito mercantil; mediante la NIC 38 Activos intangibles lo define como el exceso de la contraprestación sobre el valor razonable o específico de los “activos netos adquiridos”, sin embargo, Costa Rica, en cuestiones tributarias al compararlo con otros países, la regulación aún es poco específica y no se encuentra comprendida en nuestra legislación tributaria, solo existe como marco de referencia en las interpretaciones emitidas por la Dirección General de Tributación. 

Mediante dichas interpretaciones, el “Goodwill” o plusvalía generado en los escenarios mencionados anteriormente, así como las amortizaciones relacionadas, no son permitidos de incluir en el cálculo de la base imponible, conforme el artículo 9 de la Ley del impuesto sobre la renta, dentro de los gastos no deducibles en su inciso f, incluye lo pagado por la compra de derechos de llave, fábrica, comercio, propiedad intelectual, marcas, así como procedimientos de fabricación y fórmulas de otros activos intangibles similares. 

Con lo anterior, la administración tributaria respalda sus criterios justificando el operar sobre una base cierta, sin estimaciones y dejando plasmado mediante oficios, la no deducibilidad de plusvalías o fondos de comercio sobre un análisis del intangible en específico.

En síntesis, en estas épocas se vuelve importante invertir en el “Goodwill”, no solo porque aumenta el valor al reflejar el reconocimiento de la empresa frente a terceros, sino se ha vuelto relevante a la hora de medir los rendimientos, al considerarse como un factor influyente para generar beneficios futuros.

Verónica Granados

Verónica Granados

EAS LATAM

Especialista en evaluación de proyectos y vialidad financiera.

Otros Artículos

Más información